Volver al inicio
La sostenibilidad de la producción de cordero en el Reino Unido
El ganado ovino contribuye de forma única a mantener los paisajes, la biodiversidad y el medio ambiente de muchas regiones de todo el globo. No obstante, el cambio climático y la sostenibilidad son algunos de los mayores desafíos a los que se enfrenta la agricultura.
En el Reino Unido, alrededor de 16.700.000 de ejemplares de ovino son sacrificados para producir anualmente 316.000 toneladas de carne provenientes de 4,6 millones de hectáreas de pastizales en todo el país.

1. Contribución al calentamiento global

El ganado ovino influye en el cambio climático a través de las emisiones de gases de efecto invernadero de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso, principalmente a través de la fermentación que se produce durante la rumia, pero también en menor medida a través de la utilización de los piensos y fertilizantes (generalmente el ovino consume poco pienso compuesto y sus pastos sólo utilizan pequeñas cantidades de fertilizante).

El Reino Unido comenzó el seguimiento del ganado ovino en 2009 para entender su contribución al clima global e identificar y desarrollar las formas de reducir las emisiones a través de una buena gestión de la producción. El plan trazado por el Reino Unido exige una reducción de gases de efecto invernadero del 11% para las actividades agrícolas a partir de 2008 y hasta 2020.

Los trabajos iniciales realizados, utilizando el programa Cransfield de Evaluación del Ciclo de Vida (LCA siglas en inglés), estimaron que la producción de 1 Kg de peso de animal vivo en el momento del sacrificio equivale a la producción teórica de 14,6 Kg de CO2. También se concluyó que toda la producción y la cadena de procesamiento utilizaban 22 mega-julios (MJ) para producir 1 Kg. de carne. En 2011, se trabajó con la compañía ECO2 y con su modelo de LCA, comercialmente disponible, para calcular la huella de carbono real en 27 granjas representativas del sistema de producción inglés. Los resultados presentaron una cifra media de 11,95 Kg de CO2 por cada kilo de peso de animal vivo, siendo este resultado inferior, por tanto, al primero presentado por Cransfield. Los datos no tienen en cuenta el carbono absorbido por los pastos, acción conocida como captación de carbono o sumideros de carbono. Este estudio también concluyó que los animales criados en colinas y tierras altas producen más emisiones debido al clima más duro y a los pastos más pobres.

La mejora de los resultados en las emisiones ha ido mostrando una repercusión efectiva en la productividad de las granjas. Cada kilo reducido de CO2 lleva aparejada una mejora equivalente en el margen comercial de 39 céntimos/kg peso vivo. Cada kilo de reducción de CO2, influye directamente en los resultados económicos de los productores. Para alcanzar el objetivo de reducción de huella de carbono en un 11%, el objetivo de la industria debe ser incrementar la producción de carne por oveja, pasando de 22,6 a 23,5 Kg. para 2020, con un incremento de prolificidad de 131% a 139%. Un importante instrumento para alcanzar estos objetivos es el registro del rendimiento de los animales de cría. Tomando la raza Texel como ejemplo, el objetivo es incrementar el índice de la tasa de crecimiento de 6,8 a 10 puntos para 2020.

La captura de carbono es el proceso por el cual el dióxido de carbono de la atmósfera se absorbe y se almacena como biomasa por el follaje y las raíces en los suelos. Por lo tanto, los pastos  se convierten en almacenes de carbono, porque retienen más carbono que las tierras dedicadas a cultivos rotativos anuales. El suelo puede actuar como sumideros de carbono al almacenar 50 partes por un millón de CO2 atmosférico por año.

2. Uso del agua

La producción de carne de ovino tiene un uso limitado de la llamada "agua azul" (es decir, el agua del grifo) en 24,5 litros por kg de peso vivo. El procesamiento primario de la carne de cordero utiliza un adicional de 3,4 litros de agua por kg. de peso vivo, con 1,3 litros / kg. adicionales para el embalaje destinado al retail.

3. Impacto en los ecosistemas

Según la Evolución de los Ecosistemas del Milenio, realizada por el programa de las Naciones Unidas, el ganado ovino contribuye a la formación del suelo, la fotosíntesis, los nutrientes y el ciclo del agua.

Alrededor del 40% de los árboles en Inglaterra se encuentran en las tierras de pastoreo o en sus alrededores facilitan la producción de alimentos, leña, combustible y agua dulce. Ayudan a regular los ecosistemas incluyendo el clima, la calidad del aire, el control de inundaciones, erosión, las enfermedades, las plagas y otros riesgos naturales, así como la purificación del agua e incentivan la polinización. Los setos, por ejemplo, que constituyen un importante ecosistema por sí mismos, se han incrementado de 31.000 millas en  1990, a 340.000 millas, por lo que el ganado ovino contribuye de forma vital en el Reino Unido al mantenimiento de ecosistemas específicos, sobre todo en las tierras agrícolas más pobres.

Los páramos de brezo, las colinas de tiza, los esteros, las tierras costeras, los prados de flores salvajes, etc. son algunos de los ecosistemas mantenidos gracias a la actividad del pastoreo.

4. Impacto en la biodiversidad

Los rumiantes en pastoreo extensivo preservan los ecosistemas y la biodiversidad de la fauna y la flora. El beneficio total estimado para la biodiversidad por parte de la producción de la carne de cordero y vacuno en Inglaterra se estima en un valor de 1,288 billones de libras, según la cuenta para el Medio Ambiente de DEFRA para la Agricultura.

5. Impacto sobre paisajes

El hermoso paisaje de Gran Bretaña admirado por millones de turistas es el resultado de cientos de años de colaboración entre la naturaleza, el ganado y el hombre. El ovino desempeña un papel importante en el mantenimiento de estos paisajes, particularmente en las zonas montañosas. Los beneficios totales estimados para a los paisajes por parte de la producción de carne de cordero y vacuno en Inglaterra se estiman en un valor de 1,494 millones de libras, según la cuenta para el Medio Ambiente de DEFRA para la Agricultura.

6. Contribución a la reducción de residuos en la cadena alimentaria

En el Reino Unido, la producción de carne está  comprometida con la minimización de los residuos en la cadena de producción del cordero. Incluyendo el aprovechamiento del uso de co-productos y subproductos de cordero (quinto cuarto). Por ejemplo, el porcentaje de productos comestibles a partir de un animal vivo ha aumentado del 46% al  53% en los últimos diez años, lo que reduce los residuos en miles de toneladas.

7. Métodos de garantía de las granja y del agro-ambiente

La normativa del Sello de Calidad en Inglaterra incluye auditorías independientes para granjas, que cubren la gestión de contaminantes potenciales, tales como efluentes, estiércol y desinfectantes. Los esquemas agroambientales controlados por el Gobierno especifican la densidad óptima de ganado para evitar excesos y defectos en el pastoreo, así como la gestión del campo  y el mantenimiento de hábitats para la fauna.

En la práctica, la producción de ovino en los sistemas de pastoreo extensivo en Inglaterra protegen el campo, la biodiversidad y los entornos medioambientales más frágiles.

La producción de cordero es, por tanto, tan sostenible hoy como lo ha venido siendo durante cientos de años.







Item menu inicio
espacio
Item menu quienes
espacio
Item menu investigación y desarrollo
espacio
Item menu sello de calidad
espacio
Item menu guia de compra
espacio
Item menu noticias
espacio
Enlace a www.eblex-bpex-export.org.uk
espacio
Envia un correo a Susana Morris
espacio
Mapa web del sitio
espacio
Videos
espacio
Item menu Descargas
espacio
Pol�tica de publicidad
espacio
espacio
Imprimir pagina
espacio
Enlace a
espacio
Enlace a qsmbeefandlamb.co.uk
espacio
Enlace a www.ilovemeat.fr
espacio
Enlace a www.meatexport.ahdb.org.uk
espacio
Enlace a www.ahdb.org.uk
espacio
espacio en blanco
Logo
 
Eblex, Stoneleigh Park, Kenilworth. Warwickshire, CV8 2TL. Inglaterra. Reino Unido