Volver al inicio
El ascenso de los productos alimenticios de base vegetal y las implicaciones para el sector cárnico y lácteo
Desde hace tiempo, los medios de comunicación dedican bastante atención a la tendencia de consumo de alimentos de origen vegetal. Asimismo, el número de personas que experimentan con una dieta basada en vegetales va creciendo, así como su protagonismo en los medios online.
Como reacción a esta tendencia, los fabricantes y minoristas han respondido lanzando nuevos productos vegetales, aptos para vegetarianos, tanto en el sector retail, como en el sector de la restauración. Sin embargo, un porcentaje mínimo de la población es en realidad vegana, eliminando totalmente la carne y los lácteos, que son la piedra angular de la dieta en muchos países, como en Reino Unido.

Un estudio de AHDB, basado en datos de Kantar Worldpanel, ha analizado los factores que impulsan toda esta atención hacia esos alimentos y cómo funcionan en el mercado.

Según el estudio AHDB/YouGov, la gran mayoría de la población (81%), se consideran consumidores habituales de carne. El 7% se considera vegetariano (consume lácteos y huevos, pero no pescado, ni carne) y el 2% se identifica como vegano.

El sector de carnes y lácteos alternativos tiene un gran potencial de crecimiento en el futuro, debido a factores asociados como la salud, el medio ambiente o el bienestar. Esto hace que los inversores vean al sector como un prospecto clave, fomentando la atracción de grandes inversiones y alimentando el desarrollo de tecnología aplicada a este sector.

Demográficamente, los veganos son mayoritariamente mujeres jóvenes. De hecho, más de la mitad de los veganos son menores de 35 años. Tienden a estar comprometidos con la alimentación y tienen interés por la cocina. Son usuarios habituales de los nuevos soportes tecnológicos y digitales y recopilan información a través de estos medios para informarse sobre sus opciones de estilo de vida, compartiendo recetas, ideas e información.

El número de personas interesadas en basar su dieta en productos vegetales crece, incluso si no están dispuestos a comprometerse con este tipo de dieta al 100%. Desde la salud pública se incentiva a consumir más frutas y verduras y reducir el consumo de carne roja y grasa saturada, lo cual apoya esta tendencia. Este hecho ha llevado al nacimiento de una nueva categoría: los flexitarianos; personas que basan su dieta en alimentos vegetales, pero que de forma puntual consumen carne y lácteos, por razones de salud. De hecho, según los datos del estudio, un 21% de los consumidores quiere reducir el consumo de carne roja.
Los flexitarianos tienden a tener mayor edad que los veganos y son un segmento de población mucho mayor.

Motivaciones del veganismo y del flexitarianismo

Los flexitarianos difieren sustancialmente de los veganos tanto en sus motivaciones, como en sus características demográficas. Mientras que la mayoría de los veganos están predominantemente motivados por preocupaciones sobre el bienestar animal, teniendo los beneficios para la salud en un segundo plano, los flexitarianos están predominantemente motivados por la salud.

Eso no quiere decir que la salud no es importante para los veganos, sin embargo, diversos grupos de presión han realizado muchas afirmaciones, alegando que la carne y los lácteos son innecesarios para una dieta saludable, así como que pueden causar graves enfermedades, lo cual no está basado en evidencias científicas.

Hay ciertas afirmaciones, que influyen mucho en los más jóvenes. Entre algunos jóvenes, el veganismo se ha convertido en una seña de identidad: un mundo ético, sano y consciente con el medio ambiente. Todos estos mensajes proliferan en las redes sociales y fomenta el crecimiento del veganismo a través de ciertos influencers y celebrities. El veganismo implica además un estilo de vida sin productos de origen animal tales como el cuero y la lana, así como los ingredientes de origen animal o que hayan sido probados en animales. Esto implica repensar todo tipo de productos, no sólo de alimentación: textiles, de belleza, de limpieza, etc., lo cual supone algunas barreras en términos de costes a la hora de llevar este estilo de vida a la realidad.

Por su lado, los flexitarianos tienden a ser más introspectivos y preocupados por problemas de salud en general. Buscan un mayor consumo de frutas y verduras, así como la cantidad correcta de fibra y vitaminas, con el objetivo de que su dieta sea más ligera.

Situación del mercado

Los fabricantes y minoristas de alimentos han detectado rápidamente las crecientes demandas de alternativas a la carne y los lácteos, no sólo en respuesta a las demandas de veganos y flexitarianos, sino también como reacción a un crecimiento de la población global, que requiere de más fuentes de proteínas. El lanzamiento de productos sustitutivos de la carne ha representado casi el 14% de todos los nuevos lanzamientos de carne registrados en Europa occidental, detectándose varias categorías:
  • Comidas preparadas a base de materia vegetal, que utilizan verduras, legumbres, etc., pero no pretende imitar a la carne.
  • Alternativas a los productos lácteos a base de plantas, utilizando ingredientes como la soja, las nueces, la avena o el coco.
  • Pseudo carne a base de plantas, pero con el objetivo de imitar la textura y el sabor de la carne
  • Carnes “limpias” o cultivadas, realizadas a partir de un cultivo celular de carne de laboratorio, que puede atraer a consumidores de carne si la relación calidad-precio es buena.
Sin embargo, la aceptabilidad de este tipo de productos entre los consumidores produce interrogantes, especialmente cuando la tecnología se basa en la modificación genética. Las actitudes varían según la edad, ya que la consideración de las alternativas a la carne es mayor entre los grupos más jóvenes, lo cual puede impulsar futuras inversiones en el sector.

Por último, hay otro tipo de producto elaborado por algunos procesadores de carne que reemplazan parte del contenido cárnico por productos vegetales, creando un producto híbrido dirigido especialmente a los flexitarianos y a consumidores comprometidos por la salud.

La evidencia sugiere que una gran parte del mercado de los productos alternativos a la carne no proviene de los consumidores veganos o vegetarianos, pero sí de consumidores que simplemente buscan un cambio en su dieta habitual.

Retos para el sector

Ante esta situación, el sector debe trabajar la confianza del consumidor hacia la carne y los productos lácteos, desarrollando la conciencia sobre el bienestar animal, las normas y la independencia de las auditorías, etc. Deben buscarse oportunidades para, de forma proactiva, elevar los estándares de bienestar, adelantándose a la legislación.

Por otro lado, es necesario demostrar con transparencia los aspectos positivos de la agricultura y de las prácticas en las granjas, presentando en los medios sociales el lado más positivo y humano de este sector.

Debe haber un enfoque más centrado en el consumidor, identificando y produciendo aquellos productos para los que hay un mercado real. La calidad es un factor diferenciador clave: la textura, el sabor y el aroma deben ponerse en valor. En conclusión, las oportunidades pueden presentarse en el futuro hacia los productos “premium”.

Por último, es necesario insistir en la sostenibilidad de la industria: la reducción de la huella de carbono y de las emisiones son un factor decisivo para el consumidor y su confianza, ya que debe ser un compromiso de todos.








Item menu inicio
espacio
Item menu quienes
espacio
Item menu investigación y desarrollo
espacio
Item menu sello de calidad
espacio
Item menu guia de compra
espacio
Item menu noticias
espacio
Enlace a www.eblex-bpex-export.org.uk
espacio
Envia un correo a Susana Morris
espacio
Mapa web del sitio
espacio
Videos
espacio
Item menu Descargas
espacio
Pol�tica de publicidad
espacio
espacio
Imprimir pagina
espacio
Enlace a
espacio
Enlace a qsmbeefandlamb.co.uk
espacio
Enlace a www.ilovemeat.fr
espacio
Enlace a www.meatexport.ahdb.org.uk
espacio
Enlace a www.ahdb.org.uk
espacio
espacio en blanco
Logo
 
Eblex, Stoneleigh Park, Kenilworth. Warwickshire, CV8 2TL. Inglaterra. Reino Unido