Volver al inicio
Carne roja y grasa saturada
Después de las Fiestas Navideñas, llega el momento de reconducir nuevamente nuestra dieta hacia hábitos saludables y equilibrados. Se sabe que un consumo excesivo de grasas y, en particular, de grasas saturadas, puede afectar negativamente a la salud. Por ello es hora de mimar a nuestro corazón y sentirnos más ligeros.
Habitualmente (dependiendo de las costumbres gastronómicas de cada país), se recomienda un consumo máximo del 11% de grasas saturadas, del total de la energía alimentaria consumida.

El contenido graso de la carne roja

El contenido total de grasa de la carne roja depende de la raza, la alimentación del animal, el sexo y la edad en el momento del sacrificio. Posteriormente también influye el método de carnicería y el nivel de corte que se aplica a cada pieza de carne.
Sin embargo, hay una excelente noticia: desde la década de 1950 hasta la actualidad, debido a la mejora técnicas de cría y carnicería, el contenido de grasa de la carne en el Reino Unido se ha reducido en más del 30% en el caso del cerdo, el 15% para la carne de vacuno y el 10% para el cordero.

A pesar de la referencia común a las grasas animales como "saturadas", la carne roja contiene grasas saturadas e insaturadas. En el caso de la carne de vacuno y de cerdo magras, el contenido de grasa no saturada es mayor que el contenido de grasa saturada.
El perfil de ácidos grasos de la carne también variará dependiendo de las proporciones de grasa. La carne magra es relativamente más alta en grasas poliinsaturadas y más baja en grasas saturadas, en comparación con la carne sin cortar.

Originalmente, se pensaba que todas las grasas saturadas estaban asociadas con un aumento del colesterol en la sangre, pero se ha vuelto evidente que los ácidos grasos saturados individuales difieren en su efecto. Uno de los principales ácidos grasos saturados presentes en la carne roja es el ácido esteárico y existe considerable evidencia de que este ácido graso no tiene efecto sobre los niveles de colesterol.

Un alimento se define como "alto" en grasas saturadas si contiene 5 gr (o más) de grasas saturadas por cada 100 gr. Un alimento se define como "bajo" en grasas saturadas si contiene 1,5 gr (o menos) de grasa saturada por cada 100 gr. Por lo tanto, la mayoría de las carnes rojas magras no son ricas en grasas saturadas y solo contienen cantidades moderadas. Además, el consumidor puede reducir aún más la grasa total y la grasa saturada de la carne consumida al elegir métodos de preparación y cocción más saludables.

Consejos clave

·         Cuando sea posible, seleccione carnes rojas magras
·         Recorte el exceso de grasa antes de cocinar
·         Cocine a la parrilla, en lugar de freír
·         Evite agregar grasa y aceite extra
·         Freír carne picada, guisar carnes y eliminar la grasa que quede derretida
·         Considera el tamaño de la porción. Los tamaños de porción más grandes tendrán un mayor contenido de grasas y grasas saturadas.
·         La adición de verduras, legumbres o frutas ayudará a aumentar la cantidad de las raciones y ayuda a reducir el contenido total de grasas y grasas saturadas.

Contribución a la cantidad diaria recomendada

La cantidad diaria recomendada para grasas saturadas es 20 gr / día para mujeres y 30 gr / día para hombres. Las porciones moderadas de carne roja magra proporcionan cantidades relativamente pequeñas de grasa saturada en proporción a la cantidad diaria recomendada. Por ejemplo, una porción de 100 gr de carne magra asada aportaría 2,1 gr de grasa saturada.

Carne procesada

Gran parte de la grasa saturada que se consume proviene de alimentos procesados. Existe un consumo de una amplia gama de productos cárnicos procesados, como tocino, hamburguesas, pasteles, salchichas y comidas preparadas. Algunos de estos son alimentos compuestos, que contienen una variedad de ingredientes; inevitablemente, algunos de estos ingredientes, aumentarán el contenido total de grasa saturada consumida.

Los productos cárnicos a veces, pero no exclusivamente, se fabrican utilizando los cortes de carne más económicos, que a menudo son más altos en contenido de grasa. Muchos fabricantes de alimentos se han embarcado en importantes programas de reformulación para reducir el contenido de grasas, grasas saturadas y sal de sus productos.

Al seleccionar productos cárnicos procesados, los consumidores deben verificar el etiquetado nutricional de productos similares, para seleccionar la opción de grasas saturadas más bajas.

En conclusión

Al elegir cortes magros de carne roja y preparar y cocinar la carne con los métodos más saludables, los consumidores pueden asegurarse de que la carne roja haga una contribución comparativamente pequeña al consumo diario de grasas saturadas, como parte de una dieta sana y equilibrada.







Item menu inicio
espacio
Item menu quienes
espacio
Item menu investigación y desarrollo
espacio
Item menu sello de calidad
espacio
Item menu guia de compra
espacio
Item menu noticias
espacio
Enlace a www.eblex-bpex-export.org.uk
espacio
Envia un correo a Susana Morris
espacio
Mapa web del sitio
espacio
Videos
espacio
Item menu Descargas
espacio
Pol�tica de publicidad
espacio
espacio
Imprimir pagina
espacio
Enlace a
espacio
Enlace a qsmbeefandlamb.co.uk
espacio
Enlace a www.ilovemeat.fr
espacio
Enlace a www.meatexport.ahdb.org.uk
espacio
Enlace a www.ahdb.org.uk
espacio
espacio en blanco
Logo
 
Eblex, Stoneleigh Park, Kenilworth. Warwickshire, CV8 2TL. Inglaterra. Reino Unido